La nueva Suspiria

Todos estábamos expectantes y ansiosos porque llegara la nueva película del director de Call me by your name, Luca Guadagnino . Pero esta vez no se trataba de una historia de amor, ambientada en un verano cálido de un pueblo italiano, sino una adaptación de una de las películas de terror más aclamadas y valoradas por la crítica y el público, Suspiria.

La película original, dirigida también por otro italiano, Dario Argento, se estrenó en 1977 y fue una obra que marcó tendencia y añadió nuevas fórmulas a la hora de hacer cine. Su colorida estética y cuidado detalle en la elaboración de su escenografía, hicieron que la cinta permaneciese en nuestras retinas por mucho tiempo y se convirtiera en un clásico del cine de terror.

suspiria_poster_08  suspiria2018poster

Ahora bien, si tu intención es ir al cine para ver un remake fidedigno de la película original, mi consejo es que no la veas. La Suspiria de Luca Guadagnino no tiene nada que ver con la de Dario Argento. El estilo es diferente y la paleta de colores totalmente contraria. Guadagnino ha puesto todo su esfuerzo y dedicación en esta adaptación, la ha hecho suya y nos ha regalado una nueva Supiria.

Es cierto que se trata de una película densa, difícil de llevar si no estás acostumbrado al cine de terror psicológico, pero te atrapa desde el primer plano. La pieza se ambienta en el Berlín dividido de los años setenta, en una escuela de danza contemporánea en la que una bailarina, Patricia (Chloë Grace Moretz), ha desaparecido en extrañas circunstancias. Pasado el suceso, ingresa en la compañía una nueva bailarina americana, Suzy (Dakota Johnson), que tiene un talento prodigioso, capaz de cautivar a la veterana directora de la escuela, Madame Blanc (Tilda Swinton). Poco a poco, Suzy se dará cuenta que la compañía no es un lugar seguro, y que alberga horrores que la inquietan, una fuerza maligna propia de cualquier tipo de brujería.

Suspiria

La cinta es un tsunami de ideas y conceptos, posee lecturas feministas, políticas e incluso psicoanalíticas. Quizás este ha sido el gran fallo de Guadagnino y ha hecho que la opinión del pública se divida en cuanto a la crítica de esta. Pero una cosa está clara, la película no deja indiferente a nadie, posee ese misterio terrorífico que juega con la mente del espectador, escenas de bailes hipnóticas, una inquietante banda sonora y hasta una escena final de gore clásico.

PHOTO-2018-12-20-20-57-24

La película está rodeada de un abstracción singular y llevada de la mano de un halo escalofriante, que hace que el espectador tiemble con su visión. El punto fuerte sin duda, dejando de lado la atrevida y oscura escenografía, es la interpretación femenina de sus protagonistas. Vemos una Dakota Johnson impecable y madura profesionalmente, con cada vez más potencial; una Tilda Swinton que proporciona el componente terrorífico del film y, que se ha atrevido con la interpretación de tres personajes en la misma película, ofreciéndonos una sublime actuación. Y no podía faltar el guiño a la película original, Guadagnino quiso incluir en su versión a la protagonista de la primera Suspiria, Jessica Harper, poniendo el broche de oro y haciendo felices a los amantes de la pieza clásica.

suspiria_10

La Suspiria de Luca Guadagnino pasará a la historia y será parte de un repertorio del cine de terror clásico, el espectador va a pasar miedo y va a admirarla y será un referente como la de Dario Argento porque, ¿por qué tener una obra maestra cuando se pueden tener dos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s