Alcine, millenials en corto

Alcine, el Festival Internacional de Alcalá de Henares, ha vuelto este año para celebrar su 48ª Edición. Especialmente dedicado al hermano pobre del largometraje, Alcine ha logrado alzarse como cita anual obligada para todos los cinéfilos. A falta de la distribución comercial que merece el corto, este tipo de eventos constituyen una oportunidad para adentrarse en el cosmos del celuloide en pequeño formato; porque pequeño no es sinónimo de peor.

El festival, nacido en los 70 para reivindicar el cortometraje español, ha ido cayendo, a lo largo de sus muchas ediciones, en la tentación de exhibir largometrajes (como todo buen Festival Internacional que se precie). Y después de todo, lo ha conseguido. El pasado año, Alcine fue elegido festival calificador para optar a los Oscar. Por lo que Kafenio Kastelo de Miguel Ángel Jiménez y Cadoul de craciun, de Bogdan Muresanu, primeros en las secciones nacional e internacional respectivamente, tendrán como verdadero premio la posibilidad de participar en la selección de los galardones más codiciados del mundo cinematográfico.

Los realizadores más jóvenes han sido recibidos con los brazos abiertos, porque en esta ocasión, la edición se ha dedicado expresamente a la generación millenial– aquellos que por los 80 perdieron el cordón umbilical para conectarse a un mundo digitalizado- y las nuevas tecnologías. Revolución que ha afectado a la forma de concebir el audiovisual en corto.

Kafenio Kastelo es la prueba fehaciente de que las cosas se encuentran cuando menos las buscas. De forma improvisada, mientras el director, Miguel Ángel Jiménez, y su equipo buscaban localizaciones en Atenas para otra película, se fue gestando este corto documental de 19 minutos que ahora merece el primer premio de este certamen. Cuatro noches en un café, un grupo de amigos y un ambiente en crisis que se degrada a cada paso, son los elementos principales de esta original cinta.

El Segundo Premio “Ciudad de Alcalá” ha sido para No me despertéis (2018), de Sara Fantova.  La cinta, trabajo de fin de carrera de Fantova, ha sido producido con la ayuda de la ESCAC -que, por qué no decirlo, está formando una de las mejores canteras de futuros cineastas-  y también ha contado con la financiación de la conocida plataforma de crowdfunding, Verkami, ganándose un empujón de más de 3.000 euros. Respecto a la trama, como suele pasar con la mayoría de creadores jóvenes, el corto es de tono autobiográfico. La directora cuenta su propia historia, la de una adolescente que en el instituto respira reivindicativo y abertzale. Todo normal, hablamos del País Vasco. Los problemas vienen cuando un día, su padre asume un cargo político en el Gobierno Vasco. Este episodio, algo traumático, supone un cambio drástico en su vida.

El bronce de “Ciudad de Alcalá” se lo lleva otro corto vasco, Zain (2018). El director, Pello Gutiérrez Peñalba, define la obra como “una comedia triste y minimalista”. Sin más que una frase por sinopsis, prefiere mostrarse enigmática, a destriparse para ganar audiencia. No dice más, y lo dice todo; no quiere preguntas, ni da respuestas.

Bad Lesbian (2017), cinta escrita y dirigida por Irene Moray, se ha ganado el beneplácito del público por exhibirse sin tapujos y desvergonzada. Sí, entretiene. Sí, parece el piloto de una web serie. Pero merece el premio por reflejar anecdóticamente las interferencias en relaciones de los jóvenes provocadas por lo absurdo de las poses y las modas.

De l’amitié (2018) se ha alzado como el corto con las mejores interpretaciones; tanto femenina –Chloé Chevalier– como masculina –Sylvain Sounier. Como corto animado, destaca el original Patchwork (2018), de María Manero, que se ha llevado el Premio Movistar+. Y no se sabe si por su inexistencia o su mal uso, el premio de Efectos Especiales -asignatura pendiente del cine español- ha quedado desierto.

 

Por la parte europea, la máxima ganadora del premio “Alcine” ha sido Cadoul de craciun (regalo de navidad) del rumano Bogdan Muresanu. Ambientada en una Navidad de 1989, tiempos de la represión de Ceausescu, el corto sorprende por la sencillez y verosimilitud con la que mira la historia reciente. Nos traslada por completo a ella, y consigue adentrar al espectador extranjero con una facilidad asombrosa en el clima paranoico que se vivía en el país por aquella época.

Fuck you, de Anette Sidor, y Cadavre exquis, de Stéphanie Lansaque, han ganado el segundo y tercer Premio “Alcine”. En esta misma Sección Internacional, el Premio del Público se ha decantado por Tamtej nocy (2018) de Pat Howl Kostyszyn. Por último, el corto ‘Don Ruperto’, de Irma Orozco, ha recibido el Premio del Jurado Infantil de ‘Alcine Kids’.

Esta edición ha batido récords de trabajos (se han presentado hasta 1.151 obras) y de espectadores (hasta 1.200 en la última semana). Para aquellos alcalaínos y alcalaínas a los que se les haya pasado cita, aun están a tiempo de asistir este fin de semana a la proyección de los ganadores en el Teatro Salón Cervantes. Y si ya están cansados de tanto corto, hasta el 25 de noviembre en el Antiguo Hospital de Santa María La Rica, también se podrá disfrutar de la exposición gratuita Alcine VR: viaje al centro del multiverso, que muestra, tal y como señaló el director del festival Luis Mariano González, “el futuro del cine”.

Palmarés 48ª Edición Festival Internacional de Alcalá de Henares

Certamen Nacional de Cortometrajes

Primer Premio ‘Ciudad de Alcalá’
kafenio Kastello (2018), de Miguel Ángel Jiménez

Segundo Premio ‘Ciudad de Alcalá’
No Me Despertéis (2018), de Sara Fantova.

Tercer Premio ‘Ciudad de Alcalá’
Zain (2017), de Pello Gutiérrez Peñalba.

  • Premio ‘Comunidad de Madrid’
    De l’amitié (2018), de Pablo García Canga.
  • Premio Escuela Superior de Imagen y Sonido (Ces) al mejor sonido
    Luiz Lepchak por El espectáculo (2017)
  • Premio Alma al Mejor Guion
    María Cañas por La cosa vostra (2018)
  • Premio Weblab a la mejor fotografía
    Juan Carlos H. Villareal por El espectáculo (2017)
  • Trofeo Alcine a la mejor interpretación femenina
    Chloé Chevalier, por De l’amitié (2018)
  • Trofeo Alcine a la mejor interpretación masculina
    Sylvain Sounier y Maxime Kerzanet, por De l’amitié (2018)
  • Trofeo Alcine al mejor montaje
    Antonio Trullén, por Mi amado, las montañas (2017)
  • Trofeo Alcine a la mejor música original
    Joseba Beristain, por La Noche (2017)
  • Trofeo Alcine a la mejor dirección artística
    Oier Villar y Rebeca Wilkinson, por ZAIN (2018)
  • Trofeo Alcine a los mejores efectos especiales
    Premio desierto.
  • Premio Movistar+
    Patchwork (2016), de María Manero.
  • Premio del público del Certamen Nacional
    Bad Lesbian (2017), de Irene Moray.

Certamen Europeo de Cortometrajes

Primer Premio ‘Alcine’
Cadoul de craciun (2018), de Bogdan Muresanu.

Segundo Premio ‘Alcine’
Fuck you (2018), de Anette Sidor.

Tercer Premio ‘Alcine’
Cadavre Exquis (2017), de Stéphanie Lansaque y François Leroy.

  • Premio del público
    Tamtej Nocy (2018), de Pat Howl Kostyszyn.
  • Pantalla Abierta para Nuevos Realizadores
    Muchos hijos, un mono y un castillo (2017), de Gustavo Salmerón.
  • Pantalla Cero
    Most beautiful island (2017), de Ana Asensio
  • Alcine Kids
    Premio del jurado infantil
    Don Ruperto (2017), de Irma Orozco

Mapa Alcine

La comunidad Rosa de Twitter

¿Cómo se llamaba esa película en la que una especie de bruja vivía en un castillo al que nadie del reino se podía acercar o moría? Seguro que más de una vez han rondado este estilo de preguntas por tu cabeza y has deseado preguntárselo al “shazam” de las películas.

A Antonio Rosa, un estudiante de cine de 23 años, también le ha pasado. Dice que con frecuencia se acuerda de “escenas concretas o actores que aparecen, pero no del título, y a veces lograr dar con ellas solo por una escena o por lo que recuerdas es complicadísimo. Así que pensé: voy a poner a prueba a Twitter”.

Este tuit lo publicó el año pasado y casi ha alcanzado ya los siete mil “retuits” y los catorce mil “me gusta”. Además, tiene tres mil seiscientas respuestas de usuarios desesperados tratando de adivinar el título de alguna película que recuerdan con cariño (o no), y otras tantas respuestas más con nombres y fotos de las películas que despejan la eterna incógnita de muchos.

Los seguidores de @levmauc han sacado a relucir su vena más detectivesca y solidaria con otros usuarios de Twitter creando una comunidad con la que seguro que llevábamos muchos años soñando. ¡Podremos volver a ver todas esas películas con los títulos nublados que tanto nos gustaban de niños! “No solo ayudas a la gente a encontrar pelis, sino que para muchos es un reto adivinarlas. Es un servicio comunitario”- revela el tuitero.

El conocido tuit no solo tiene la misión de encontrar el nombre de una película, pues gracias a él grandes joyas están saliendo a la luz y en Twitter se empieza a hablar de ciertas obras audiovisuales que de otra manera seguramente pasarían al olvido. “No solo adivinan pelis y ya está, sino que abres el tuit, ves las definiciones e imágenes que comparte la gente y muchos mencionan a sus amigos para decirles ‘esta tenemos que verla’”.

Antonio se está convirtiendo poco a poco en una figura emblemática de Twitter gracias a la identidad que ha ido forjando desde el momento en el que se creó esta cuenta. Todos los meses ofrece a sus seguidores una serie de recomendaciones para acercarlos más a la cultura y al cine independiente. Este mes de noviembre, Antonio nos recomienda el libro 2666 de Roberto Bolaño; el disco In The Court of the Crimson King, de King Crimson; la película Burning; la serie The Haunting of Hill House y el corto Mr. Dough and The Egg Princess.

Además, cada día suele realizar una publicación con las mismas características: una breve descripción de un largo o corto, con varios fotogramas del mismo para que el usuario conozca la fotografía de esa película y una cita de carácter reflexivo o simplemente que le llame la atención.

Otro tipo de publicaciones por las que el cineasta siente devoción son las listas de películas, por ejemplo, ha subido tuits con 21 películas sobre relaciones tóxicas, 100 películas sobre cine independiente, 22 películas sobre psicópatas o las mejores 16 películas de Netflix, algo que puede ayudar bastante a los suscriptores más indecisos de esta plataforma.

Pero no solo podemos encontrar a Antonio Rosa en Twitter, y es que con solo 23 años es el director del Festival de Cine Fantástico Insomnia, celebrado en el Puerto de Santa María, en Cádiz. Se trata de un festival totalmente gratuito que pretende acercar el género fantástico a todo el mundo y enriquecer la ciudad mediante películas que por la circunstancia que sea no han llegado a proyectarse en cines comerciales.

En la última edición, celebrada a finales de julio de este mismo año, los 280 aficionados (es el aforo máximo), a la sangre y los efectos especiales en la gran pantalla pudieron disfrutar de una selecta selección como Game of Death, The Killing of a Sacred Deer, The Omen o Better Watch Out.

¿Quieres saber si servirías de ayuda para otros seguidores de @levmauc? ¡Intenta adivinar de qué película se trata cada una de estas 10 descripciones! Las respuestas están abajo, ¡pero no hagas trampa!

PREGUNTAS

  1. Era animada, un niño se vuelve un pez dorado junto con su hermana. Creo que luchan contra un tiburón.
  2. Unos niños se pillan un avión para irse de excursión y el avión desaparece, poco a poco los padres se empiezan a olvidar de que tienen hijos.
  3. Una película en donde entran a los sueños de otras personas para ayudarlos a superar traumas.
  4. En una pareja, ella muere en un accidente y a él se le da la oportunidad de revivir ese día con ella desde el principio.
  5. ¿Alguno recuerda la peli que salía algo asesino de la taza del WC?

RESPUESTAS

  1. ¡Mamá! Soy un pez.
  2. Forgotten
  3. La gran huida.
  4. Un día inesperado.
  5. Ghoulies

Rocío Montaño: “Tendría que ser tan común leer a Lorca como ver Lizzie McGuire”

El pasado 24 de octubre tuvimos la oportunidad de conocer a una ex estudiante de la Universidad Carlos III de Madrid y a una gran cineasta. Rocío Montaño debutó como dramaturga, como ella dice, con sus primos y hermanas en el corto  “Camisa Verde”. A esta obra le seguirían otras tantas hasta que por fin llegó su TFG “No hablo rumano”.

Para rodar su TFG, Rocío viajó a Rumanía con Bogdan,  un amigo que conocía de cuatro días y que aseguraba tener ascendencia gitana. Cámara y ganas en mano, fueron juntos a averiguarlo por diferentes pueblos rumanos asociados con el chico. 

Tras el visionado, Rocío nos confesó que no resultó ser tan buen amigo como parecía y el orgullo y la arrogancia del chico se tornaron insoportables. Al final, ella misma se convirtió en el objeto etnográfico del estudio y lo que parecía ser un film sobre Bogdan se convirtió en un film existencialista sobre la propia autora. 

Uno de los mayores obstáculos de la cineasta en estas tierras era el idioma: ella no sabía hablar rumano como deja bien claro en el título y casi nadie hablaba fluidamente el inglés, por lo que continuamente se sentía “atrapada y sin voz”. A todo esto hay que sumar el machismo que ya se palpaba al saludar a las mujeres: “En Rumanía, los hombres se dan la mano y a las mujeres ni las saludan”.

Al finalizar el coloquio, Rocío respondió a nuestras preguntas sin dejar de lado la tímida sonrisa que parece tener tatuada. Rompimos el hielo interesándonos por su impresión tras dar el salto del corto al largo: para Rocío no hay mucha diferencia, al menos en la escala en la que ella trabaja. Según ella: “simplemente vas montando la película y dura más”.

Y ya que teníamos a una veterana de nuestra carrera delante, aprovechamos para preguntarle qué opinaba sobre la educación universitaria en la materia de cine. Coincidimos totalmente con su respuesta: “Me parece que el cine está muy mal enseñado en esta carrera. Algunas asignaturas me salvaron un poco y me aportaron nuevas perspectivas”. Para ella, el cine se estudia de forma superficial y narrativa, pero es necesario relacionarse de otra manera con las imágenes audiovisuales y ampliar la perspectiva de los estudios de cine situándolos en el centro y motivando a los alumnos para que se empapen de cine y no se estudien de memoria títulos sin más. “Habría que tratarlo con más respeto al cine”.

“No hablo rumano” fue seleccionado para varios festivales, entre ellos, DocumentaMadrid o Cinespaña Toulouse. Sorprendentemente, en un principio Rocío quería mantener en secreto el film, “Yo pensaba: ¿qué pasa si Bogdan lo ve?”, nos comentaba entre risas. Pero finalmente agradeció a la gente que la apoyó y la animó a presentar su mediometraje a tantos festivales para que muchas personas disfrutaran con su trabajo.

¿Pero qué tiene entre manos Rocío? Actualmente está editando una película sobre las vacaciones con su familia en el campo en la que han grabado sus hermanas o su madre. Le encantaría repetir la experiencia y presentarla a algún festival, aunque sea un poco larga para los exigentes y tiquismiquis programadores de estos eventos.

Después de la entrevista, lo más probable es que la cineasta se pusiera un capítulo de su serie favorita. ¿Pero por qué esa y no otra? Muy fácil: “es una serie que me encantaba de pequeña. Además esta montada de forma muy loca y creo que hay que reivindicar lo popular. Tendría que ser tan común leer un libro de Lorca como ver Lizzie McGuire.”

Aquí os dejamos el tráiler de “No hablo rumano” y otro corto de Rocío sobre un concierto: “Lights”.

 

ANDREA JAURRIETA: “El arte te tiene que hacer sentir algo, o dudar o algo”

Andrea Jaurrieta estrena Ana de Día, su primer largo, el 9 de noviembre en cines comerciales. Su ópera prima ha sido una de las seleccionadas para el 27º Festival de Cine de Madrid, con el lema “Yo también ruedo”, en referencia a todas las mujeres cineastas que se mantienen a la sombra de sus compañeros de profesión.

El equipo de Jump Kat no se quiso perder una cita tan especial y acudimos a la emblemática Sala Berlanga para cruzar unas palabras con la directora.

Sonriente e irradiada de flashes conversaba en el photocall con algunos actores y amigos que participaron en el film. Cuando las cámaras y las felicitaciones se despegaron un poco de ella, nos acercamos y la invitamos a salir fuera para comenzar la entrevista.

Andrea estudió Comunicación Audiovisual en la Universidad Complutense de Madrid y tiene el título de Arte Dramático en el Laboratorio de William Layton, donde actualmente imparte Historia del Cine. Ha dirigido siete cortometraje entre los que destacamos S.E.D (2009), que se llevó el premio final de carrera a la Mejor Dirección por la Universidad Complutense de Madrid; o el último, Algunas Aves Vuelan Solas (2016), ganador del concurso Navarra Tierra de Cine y seleccionado en varios festivales de carácter internacional.  

Nosotras no llevábamos ningún flash pero conseguimos que la luz de una farola iluminase un poco a nuestra entrevistada. Dimos al REC y rompimos el hielo preguntando a Andrea si estaba preocupada por la recepción de su primer largo. Pero ella lo tenía muy claro “Una vez está hecha la película no se puede cambiar. Además, el cine es muy subjetivo”, pero luego nos admitió que se pasa un poco mal.

Algo que nos llamó la atención de las protagonistas de las historias de Andrea es que todas tienen el mismo afán que Madame Bovary por encontrarse a sí mismas y liberarse de las imposiciones sociales. La directora aseguró que los conflictos por los que atraviesan sus personajes son los que ella misma tiene: “a veces sé que tengo que tomar un camino pero a veces me revelo y digo ¿pero por qué tengo que hacer esto?”.

Nos dejó muy claro que es de finales abiertos, prefiere escribir para espectadores reflexivos que sean capaces de rellenar una historia y rechacen los finales “muy masticados que no hacen pensar”.

¿Pero cómo se financió la película? El presupuesto fue bastante limitado, el gobierno de Navarra les dio una pequeña ayuda que podría ser para “la fiesta final del rodaje” La mayor ayuda la consiguieron a través de un crowdfunding (20 mil euros). Aún así, Andrea considera que el reconocimiento también le puede llegar a una película de bajo presupuesto, pero “el esfuerzo que hay que hacer es el cuádruple”.

El estilo de la película siempre “lo tiene en la cabeza” y pretende mostrar la forma en la que ve la realidad.

Se está produciendo un cambio en el mundo de los cortometrajes, pero como ocurre en todas las profesiones, los puestos de dirección y en esta en concreto el universo de los largos sigue teniendo nombre de hombre. “Por fin nos dejan entrar en este embudo en el que nos hacían parapeto”, todo gracias a las reivindicaciones de tantas mujeres luchadoras de las nuevas generaciones.

Próximamente veremos el nombre de la directora en un documental, en una comedia que escribe con una amiga y quizá en una adaptación al cine de una obra de teatro.

 

ANDREA JAURRIETA A FONDO

Tu idea de felicidad: Poder dedicarme al cine sin tener que romperme los cuernos por todo Madrid dando clases

Tu mayor miedo: Volar y las cucarachas

Un rasgo principal de tu carácter: Siempre estoy de cachondeo y soy muy nerviosa

Rasgo que aprecias en una persona: La honestidad

Tu héroe o heroína favorito: ¿Se vale mi abuela?

Escritor favorito: Sartre, me he leído mil veces “La náusea”

Película que siempre recomiendas: Annie Hall

Rincón favorito del mundo: Retirada de él

Lema: “Eres un cuentacuentos, no te flipes”. Hay que ser humilde en esta profesión.

Sueño por cumplir: Ganar Cannes.

EL FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE FANTÁSTICO, NOCTURNA, DICE ADIÓS A LA CAPITAL

El pasado sábado 27 de octubre asistimos a la entrega del Palmarés de la VI Edición de Festival de cine Fantástico Nocturna, en Fnac Callao

Lecturadelpalmares_alta
Lectura del Palmarés de la VIª Edición de Nocturna. FUENTE: Comunicación festival.

Palmarés de la VIª edición del Festival de Cine Fantástico Internacional Nocturna

-Sección oficial. Jurado compuesto por Paco Fox, Jesús Palacios y María Kosty

  • Mejor película: Ghostland (2018), de Pascal Laugier
  • Mejor director: Pascal Laugier, por Ghostland (2018)
  • Premio “Vicent Price” al  mejor actor: Christopher Abbot, por su interpretación en Piercing (2018)
  • Premio “Vicent Price” a la mejor actriz: Brittany Allen, por su interpretación en What keeps you alive (2018)
  • Mención especial de jurado sección oficial: The invocation of enver simaku, de Marco Lledó (2018)
  • Mejor guión: Mirai mi pequeña hermana, de Mamoru Hosoda (2018)
  • Mejores efectos especiales: The Nightshifter, de Dennison Ramalho (2018)

-Sección “Dark visions”. Jurado compuesto por: Eva Baltés, Eduardo zaramella y Quim Crusellas

  • Premio Dark a la mejor película de la sección oficial de Dark Visions: Vuelven, de Issa López (2018)
  • Mención especial del jurado Dark Visions: Sta agatha, de darren Lyn Bousman (2018)

-Premio Blogos de Oro de la Crítica. Jurado compuesto por Ignasi Muñoz (El Palomitrón), Paco Reig Simancas (Última Fila Centrado) y Miguel Ramos (Cine en serio)

  • Premio Blogos de oro de la crítica: What keeps you alive, de Colin Miniham (2018)

-Premios del público

  • Premio del público al mejor largometraje: Mi pequeña hermana, de Mamoru Hosoda (2018)
  • Premio del público a mejor corto internacional: Backhead, de Alberto Corredor (2018)
  • Premio del público a mejor corto nacional: Amancio, un vampiro de pueblo, de Alejo Ibáñez (2018)

Posteriormente, la estrella de la edición, Don Mancini, entró en la sala con un gran vaso de lo que parecía café y procedió a responder las preguntas de los organizadores del festival, así como de sus seguidores más fieles, a los que finalmente firmó sus muñecos y merchandising de Chucky.

Don Mancini & Segio Molina_baja
Don Mancini respondiendo a las preguntas de sus fanáticos. FUENTE: Comunicación Festival.
Don Mancini & Sergio Molina & Antonio Busquets_baja
Sergio Molina y Antonio Busquets, junto a Don Mancini y su traductora. FUENTE: Comunicación Festival.

Una primera idea de Chucky bastante diferente

Como bien contó Don, su primera idea de Chucky era bastante diferente de lo que se plasmó en la pantalla con su primera película: The child’s play (1988). En primer lugar, explicó cómo Chucky no estaba, en un principio, poseído por el fantasma del asesino Charles Lee Ray, sino que era, más bien, la manifestación de la rabia inconsciente que Andy no podía expresar. El personaje de Andy se siente solo, pasa mucho tiempo sin su madre, y acaba refugiándose en lo más cercano que tiene: Chucky. Reconoció, entre risas, que la idea de un muñeco que sangraba la sacó de un muñeco de sus hermanas que hacía pis y que, la idea del vudú fue del director, Tom Holland.

Mancini admitió que gran parte del éxito de la película se debe a la actuación de Brad Dourif, que llegó al rodaje porque Holland  ya le conocía. Confesó que, si bien la idea del actor fue del director, la personalidad real de Chucky -irónico, cruel, mal hablado: “siempre diciendo fuck you…”- es parte de su idea original.

padre
Brad Dourif en “Child’s play”.

En este sentido, si se ven las siete películas del muñeco diabólico, se observa un aumento progresivo del humor del personaje. Y sí, ha sido adrede. “Sí, Chucky siempre es divertido. Este patrón corresponde también, como digo, a un muñeco que no podía ser solo muy mono y decir ‘que te den’. En The child’s play no se muestra mucho a ese Chucky hasta la segunda mitad de la película. Pero cuando hicimos la secuela, nos dimos cuenta de que tenía que hablar más y de que, por tanto, había que dar más diálogo a Chucky”, señala. Como guionista le interesaba mucho desarrollar al personaje, que no fuera plano y tuviera diferentes vertientes. Esto, en parte lo consiguieron a partir de «Chucky’s bride» (1998), que hizo que conociéramos más sus pensamientos, sus esperanzas, su lado romántico…Chucky mataba, pero también sentía.

Referentes cinematográficos de Don en su veintena

“Cuando escribí el guión, en la mitad de los ochenta, era la era de películas como Halloween, Viernes 13, Michael Myers con Freddy… Así enmarca cinematográficamente Mancini su etapa universitaria, cuando escribió su guión. Explicó que siempre quiso construir un personaje digno de odiar. Si lo piensas bien, Chucky es al mismo tiempo un villano y un antihéroe. Admitió también que siempre le habían gustado las películas de Brian de Palma y que, si bien su saga no se parece, su cine ha heredado ese surrealismo.

freddy
Freddy Krueger, Michael Myers (1988)

El cine y sus musas, Jennifer Tilly y Fiona Dourif

“Fue fantástico trabajar con ellas. Jennifer Tilly, con La novia de Chucky, sencillamente me encantaba. Tenía que tener requisitos muy específicos: la voz tenía que ser muy especial, tenía que decir algo (…) Ni en mis mejores sueños creía que iba a aceptar. Al final dijo que sí (…). Otro aspecto importante es que el personaje iba a ser una asesina letal y, al mismo tiempo, tener un lado romántico. Tiffany tenía que ser muy diferente de Chucky. Jennifer ya ya estaba especializada en estos personajes, en la típica novia del chico malo que, aunque la rechaza continuamente, siempre vuelve y lo ama con locura. Jennifer es muy divertida y muy sexi, lo que la hacía  perfecta para el personaje”

jeniifer tilly
Jennifer Tilly en “Chucky’s bride”.

“En cuanto a Fiona, la idea de tenerla fue idea primero fue de Brad Dourif. En 1981, en octubre nació Fiona. La vi crecer y trabajar en True blood en HBO. Pensábamos en cómo hacer «La maldicion de Chucky», y le hablé de ella.  Ella vino y, en principio no leyó el papel para hacer de Nica, sino de Bárbara, su hermana mayor. Pero su tensión en la mirada la hacía fantástica para Nica. Veía que era capaz de transmitir un dolor interno con su mirada. Cuando la ví en silla de ruedas se veía muy natural. Y pensé, ¿Sería una buena idea tener a la hija de Brad en la película? Después de su papel como Nica, hice el guión del Cult of Chucky (2017) directamente para ella”.

adourif 2
Fiona Adourif hablando de “Cult of Chucky”.

Reinventarse o morir: ¡la serie televisiva de Chucky!

Cualquiera que lo diga, llevaría razón. Mancini es un one-hit wonder.

No obstante, parte del éxito del muñeco diabólico radica en que en los años 80 los niños aún jugaban con muñecos. Una pregunta muy bien traída por un fanático desveló, en palabras del propio Mancini, que “por ahí van los tiros”. La serie de Chucky es contemporánea, pero se pretende volver a la idea original del título: Child’s play. Es sencillo: ¿Con qué vienen los niños debajo del brazo? Con un dispositivo móvil, una tableta, un PC…en la actualidad, la metáfora de un muñeco no tendría sentido.

Don, ¿Cuál es tu favorita?

Chucky’s Bride y Seed of chucky. Estas dos películas destacan para el director porque, según explica, en La novia de Chucky, conoció a Jennifer Tilly  y a Fiona Dourif, grandes amigas a raíz del rodaje. Pero, por otro lado, añade que estas dos películas son todo un éxito. La novia de Chucky es una reinvención de Chucky como comedia que funcionó muy bien. La maldición de Chucky también es una reinvención de la franquicia: la vuelta al horror más puro. Estas vueltas de tuerca a la historia supusieron un antes y un después de la saga, propiciándola al éxito y evitando que el público se aburriera. No obstante, esta visión del director difiere bastante de la opinión popular: “Justamente, cuando hablo con los fans, me dicen que su favorita es Child’s play 2  (1990), cuyo trabajo del director es clave y cuya representación del muñeco en pantalla es la mejor”.

John Waters y su semilla

El camino para llegar a John Waters para Seed of chucky, 2004, (La semilla de Chucky en español) fue bastante sencillo. 1) Mancini es fan de sus películas. 2) Éste se enteró por Justin Whalin, el actor de Andy, de que Waters era muy fan de las películas de Mancini. Como él mismo dice: “Leyendo una entrevista sobre él descubrí que su película favorita de los 90’ era Chucky’s Bride. Así que tenía que escribir un papel para él”. Sencillo, ¿No?.